Feng Shui para el Recibidor

La manera de armonizar el recibidor de su hogar se podría sintetizar en una sola expresión:

“DA LA BIENVENIDA A TU HOGAR”

Antes de nada, es necesario definir el recibidor de un hogar. Es una zona pequeña de una vivienda que sirve de transición entre el exterior de la vivienda y el resto de la vivienda. Dentro de la Arquitectura, dicho espacio, se considera una carta de presentación  de la vivienda, por lo que se le debe de dar una importancia en el sentido de luminosidad, calidez y cargada de energía positiva.

1. La Energía Positiva

La puerta de entrada a tu vivienda es uno de los sitios más significativo  desde el punto de vista del Feng Shui. Esto viene originado por la siguiente expresión: La puerta de acceso es la boca del chi. Las puertas de acceso han de ser selectivas: deben aceptar el paso de la energía que nos conviene dejar entrar y negar el paso de los que no nos conviene, es decir, solo debe permitir lo positivo y rechazar lo negativo con el fin de mantener un ambiente de máxima armonía de el hogar.

Como hemos descrito, el recibidor es la primera zona que ves al entrar en la vivienda, por lo que caracterizará la primera impresión que recibes.

“NO EXISTE UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD DE CAUSAR UNA PRIMERA BUENA IMPRESIÓN”

2. Colores

Seleccionar un color para el recibidor de tu vivienda que te guste mucho. Se recomienda que se utilicen colores amelocotados y en el caso, que el recibidor que tengan poca luz natural, se podría utilizar el amarillo.

¡Elige básicamente un color que te guste!

3. Iluminación y Decoración

Es muy importante iluminar correctamente el recibidor. Imagina que al abrir la puerta de tu hogar encuentras una zona en penumbra y lúgubre: un recibir sombrío nunca puede funcionar bien, somo atraídos y estimulados por la luz